No sabemos si con el nuevo Euribor las hipotecas serán más baratas

Publicado el 15 de Mayo de 2017

El secretario general del European Money Markets Institute (EMMI), encargado de fijar el Euribor, prevé tener el nuevo tipo para finales de 2018

El índice de referencia en las hipotecas españolas vive tiempos de cambios. La legislación comunitaria obliga a su reformulación, ya que en la actualidad se basa en estimaciones y no en operaciones reales del mercado interbancario.

Inmerso en ese proceso de transformación, el EMMI pilota para tener un nuevo Euribor para 2018, pero no acaba de definir si acabará siendo un cambio que favorezca a los consumidores.

Hay unos diez países de la zona euro que toman el Euríbor como referencia. entre ellos  España, Portugal, Italia o Irlanda.

Hay una regulación europea que exige que los tipos de referencia de importancia crítica y sistémica deben basarse en operaciones reales en lo máximo posible. Desde la EMMI se intenta que esté totalmente basada en esas operaciones reales. Que no estuviera basado en estimaciones de expertos como hasta ahora. Pero no hay suficientes transacciones para que podamos sacar adelante una metodología basada íntegramente en el mercado.

Estudiamos una metodología combinada o híbrida, que sí cumpliría con la regulación. Por una parte las entidades miran sus propias operaciones. Si no son suficientes miran a las de mercados similares. Si siguen sin ser suficientes, entra en juego el juicio de un experto, de ahí que sea híbrido. Hacen falta pruebas para ver si es lo suficientemente robusto para lanzarlo. Se consultará a los implicados: banca, entidades financieras, consumidores... Para finales de 2018 se quiere tener todo listo.

 En cualquier caso, el nuevo Euribor estará listo para cuando se recupere el mercado. Una de las razones para cambiar el Euribor es hacerlo más transparente. Ahora las entidades se autoexigen cumplir las reglas. También se hace balance de la situación actual de los bancos. Se necesitan grandes jugadores en Europa para que compitan con las fintechs o grandes corporaciones –Amazon, Facebook- que empiecen a dar servicios financieros.  En referencia a las crisis bancarias, el riesgo siempre está ahí, pero con entidades más fuertes se afrontan mejor.

Fuente: La Vanguardia