Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realiza y para ajustar la publicidad a sus gustos y preferencias. Pulse el botón "Aceptar todas" para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Para administrar o deshabilitar estas cookies haga click en "Configuración". Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Modificar cookies
Técnicas y funcionales Siempre activas
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Analíticas y personalización
Permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de este sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de la web para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio. Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y para ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados.
Marketing y publicidad
Estas cookies son utilizadas para almacenar información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.

La inflación de la eurozona sube al 1,1%, el nivel más alto desde 2013

Publicado el 27 de Enero de 2017

Los precios están afectados por la escalada del petróleo

51 meses después, la inflación de la eurozona abandona la zona cero. Eurostat, la agencia estadística de la UE, estimó este miércoles el IPC del euro en el 1,1%, el mayor nivel desde septiembre de 2013 y cinco décimas por encima del dato de noviembre. Los índices están aún muy lejos del objetivo del Banco Central Europeo —el 2%—, pero los riesgos de deflación han quedado definitivamente atrás gracias, al repunte del petróleo. Y aun así, el indicador más fiable de la evolución de los precios —la inflación subyacente, sin contar con la energía, y sin los elementos más volátiles— sigue en el 0,9%, apenas una décima por encima de noviembre.

Los precios son espejos. Y la inflación de la eurozona refleja varias historias que contar. La fundamental es la del repunte del petróleo, del 2,5% en un solo mes. Pero hay muchas otras. La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y de su prometido estímulo fiscal tirará al alza del PIB mundial con la ayuda de la política económica china: los analistas esperan subidas de precios por ese flanco. 

Pero es lógico que un alza de medio punto en un solo mes encienda las alarmas en un continente tan marcado por la fobia alemana a la inflación. La subida de los precios tiene efectos positivos, pero también negativos: así son las cosas, siempre, en las procelosas aguas de la economía. El repunte de la inflación que se espera a lo largo de todo 2017 minará uno de los pilares de la mediocre recuperación europea: el consumo privado. A la vez, puede ser el catalizador de un incremento salarial en economías como la alemana, que nunca acaba de llegar pero que sería muy beneficiosos para la eurozona en su conjunto.

Ben May, de Oxford Economics, explica que un repunte de la inflación “podría crear un círculo virtuoso”, que permitiera al BCE una salida gradual de sus políticas no convencionales y daría algo de aire a las cuentas de resultados de los bancos. La mala noticia es que eso se dejaría notar también en un repunte de los tipos de interés de la deuda, con los países, el sector financiero, las empresas y las familias aún muy endeudados en Europa. Y podrían provocar un repunte del euro: mala noticia para las exportaciones.

Todo eso está aún lejos: la realidad es que, a pesar del repunte, la inflación europea sigue en el entorno del 1%. Y las últimas alzas son casi puramente estadísticas: “La aceleración de la inflación se esperaba, se daba por segura”, según Capital Economics. Pero la economía europea lleva aún mucho plomo en las alas; los índices de precios tan solo dicen que el paciente mejora, pero la enfermedad sigue ahí.

Fuente: El País

  • Barcelona

    93 293 19 07

    Paseo de Gracia 85, 8ª planta

  • Madrid

    91 800 54 66

    Serrano 60, 4ª planta

  • Sant Cugat del Vallès

    93 293 19 07

    Plaza Ausiàs March 1, 4ª planta

  • Valencia

    96 128 59 68

    Calle Mossen Femades 3, bajo dcha. Ed. Lauria

  • Palma de Mallorca

    97 100 32 03

    Calle Unió 9

  • Alicante

    96 564 11 13

  • Málaga

    95 156 38 58

  • Sevilla

    95 525 24 41