Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realiza y para ajustar la publicidad a sus gustos y preferencias. Pulse el botón "Aceptar todas" para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Para administrar o deshabilitar estas cookies haga click en "Configuración". Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Modificar cookies
Técnicas y funcionales Siempre activas
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Analíticas y personalización
Permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de este sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de la web para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio. Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y para ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados.
Marketing y publicidad
Estas cookies son utilizadas para almacenar información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.

El encarecimiento de la financiación golpeará a las empresas por una doble vía

Publicado el 20 de Enero de 2017

Los tipos subirán este año, pero también lo hará la prima que se paga sobre ellos.

Los tipos subirán este año, pero también lo hará la prima que se paga sobre ellos.

Que la rentabilidad de la deuda cotizada va a subir no es un secreto para nadie. Los bonos corporativos llevan encareciéndose por una mayor tensión sobre los tipos de interés desde que Donald Trump ganó las elecciones a la presidencia de Estados Unidos e incluso desde antes, cuando comenzaron los rumores sobre la posible moderación del ritmo de compra de activos por parte del Banco Central Europeo.

La previsión es que siga evolucionando al alza. La Reserva Federal estadounidense ha comenzado el camino de subida de los tipos de interés oficiales y, aunque en Europa este movimiento no está en ningún horizonte visible, el efecto contagio no se ha hecho esperar, a lo que se suman previsiones más halagüeñas de crecimiento para el Viejo Continente y el repunte de la inflación.

Eso implica un mayor coste para las empresas que acudan al mercado de bonos para financiarse. Pero el impacto no va a llegar solo por la vía de los tipos de interés. En una emisión, hay otro factor que pondera en el precio final: el diferencial que las compañías tienen que pagar sobre el tipo de interés de referencia (el mid-swap, en su caso). Y ese factor también se va a encarecer.

«Los diferenciales van a subir este año para las compañías españolas y europeas, impactados por la volatilidad que hay en el mercado», señala un directivo de un banco de inversión. «Las incertidumbres, sobre todo políticas, a las que se enfrenta Europa en los próximos meses van a tener un efecto en los precios de la financiación», añade.

Pero la incertidumbre no será el único elemento desestabilizador. Los diferenciales han estado durante 2016 artificialmente bajos por el impacto del plan de compra de bonos corporativos del BCE y este efecto comenzará a diluirse poco a poco, según varias fuentes financieras. Sobre todo, porque el banco central ha comenzado ya a reducir el peso de las adquisiciones en este segmento y porque lo hará más a partir de abril, cuando el montante global del programa se rebaje de los 80.000 millones de euros mensuales actuales a 60.000 millones, en lo que el mercado ha comenzado a denominar el tapering encubierto de Mario Draghi.

«Hace mucho tiempo que los diferenciales de los bonos corporativos no son reales», explica una fuente del mercado.

La duda que queda es cuáles son los diferenciales que deberían pagar las empresas en condiciones no manipuladas y cómo evolucionarán este año. Cada banco de inversión ha hecho sus números y las conclusiones son diferentes, pero la vida será más cara para las empresas a partir de ahora.

Las rentabilidades de los bonos siguen estando muy cerca de sus mínimos históricos, así que en el mercado se considera que ni la subida de los diferenciales ni la de los tipos de interés llevarán los precios a cotas inaccesibles, al menos por ahora. Y para las empresas, el impacto será gradual, ya que sus costes de financiación no se verán afectados hasta que no emitan a los nuevos precios e incluso en ese momento el proceso irá poco a poco, según tengan que ir renovando su deuda.

Pero eso no quiere decir que las empresas no estén intentando evitar o retrasar esa subida todo lo posible. De ahí el fuerte volumen de emisión que está habiendo en España y en Europa en este arranque de año, en previsión de que, según vayan pasando los meses, los precios ya no sean los mismos.

Fuente: expansión

 

  • Barcelona

    93 293 19 07

    Paseo de Gracia 85, 8ª planta

  • Madrid

    91 800 54 66

    Serrano 60, 4ª planta

  • Sant Cugat del Vallès

    93 293 19 07

    Plaza Ausiàs March 1, 4ª planta

  • Valencia

    96 128 59 68

    Calle Mossen Femades 3, bajo dcha. Ed. Lauria

  • Palma de Mallorca

    97 100 32 03

    Calle Unió 9

  • Alicante

    96 564 11 13

  • Málaga

    95 156 38 58

  • Sevilla

    95 525 24 41