Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realiza y para ajustar la publicidad a sus gustos y preferencias. Pulse el botón "Aceptar todas" para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Para administrar o deshabilitar estas cookies haga click en "Configuración". Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Modificar cookies
Técnicas y funcionales Siempre activas
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Analíticas y personalización
Permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de este sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de la web para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio. Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y para ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados.
Marketing y publicidad
Estas cookies son utilizadas para almacenar información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.

El Blog de afinance

¿Cómo ahorrar dinero en el hogar?

Te enseñamos a reducir gastos en casa con estos tips para el ahorro de energía

Publicado el 23 de Diciembre de 2021

Tiempo de lectura: 3 minutos

Descubramos algunos de los consejos más fáciles y efectivos para ahorrar dinero en casa. Lo primero, es tener claro en qué podemos ser más eficientes para gastar menos, para después tenerlo en cuenta y aplicarlo en nuestro día a día. ¡Allá vamos!

Las básicas: electricidad y agua

Esto sí que es empezar por la base. Aunque es un consejo que habrás leído mil veces, es cierto: el principio de una buena economía en el hogar está en ahorrar luz y agua. Algunas de las prácticas más fáciles y eficientes para obtener el éxito en este campo son: 

  • No dejar encendido aquello que no usemos. Y no solamente nos referimos a la luz del baño cuando acabas de ducharte y sales a vestirte, sino a todos los cargadores que dejas enchufados durante toda la noche que no usas, ¡pero gastan! 
  • Usar accesorios eficientes. Como por ejemplo, las bombillas de bajo consumo o las bombillas LED. Aunque la inversión de buenas a primeras parece cuantiosa, ¿sabías que con este cambio el ahorro de energía puede suponer hasta un 80%? A largo plazo verás que lo invertido valdrá la pena.
  • Cuida el gasto del agua. Aunque esto también te lo han dicho muchas veces, es un hábito que cuesta muy poco coger una vez te pones, ¡y que el bolsillo agradece generosamente! Actos reflejos como cerrar el agua mientras te lavas los dientes o no tirar de la cadena del váter solo por haber lanzado un papel son la clave de la diferencia.
  • Elige bien cuándo usar el agua caliente. ¿Sabías que producir agua caliente supone una cuarta parte del consumo energético total del hogar? Por eso, debemos tener en cuenta para qué queremos usarla y si es estrictamente necesario. No te decimos que dejes de ducharte con agua caliente, pero para enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas… Quizás no hace falta. ¡Piénsalo!

Los accesorios: el aire acondicionado y el lavavajillas

En cuanto a otros aparatos electrónicos que mejoran nuestra vida dentro del hogar, como lo es por ejemplo el aire acondicionado, debemos ponerles también la raya límite. Aquí van unos cuantos consejos para el ahorro de energía y la reducción del gasto:

  • ¿Sabías que el gasto del aire acondicionado depende, entre otras cosas, de la temperatura que buscas? No es lo mismo el rendimiento que le pedimos al aparato para aclimatar nuestro hogar a 20ºC que el que le pedimos para que lo ponga a 26ºC. Cada grado de diferencia aumenta el gasto entre un 5% y un 10% más. ¡Esto debemos tenerlo en cuenta! 
  • Haz un uso inteligente de las ventanas y de las cortinas, ¡y ahorra luz! Para empezar, en caso de tener unas ventanas que no sean de PVC, plantéate el cambio. ¿Por qué? ¡Porque la reducción de las pérdidas de energía pueden llegar a ser de un 70%! Pero a parte de esto, sobre todo úsalas bien. Esto significa que, por ejemplo, en invierno, debemos aprovechar las horas que nos entran de sol abriendo las cortinas para que entre ese calor natural que nos ahorrará unos eurillos. De la misma manera, en las frías noches asegúrate de cerrar bien las ventanas, bajar las persianas y así conservarás mejor el calor de tu hogar.
  • Por supuesto, a la hora de elegir electrodomésticos como el lavavajillas o la nevera, lo primero que debemos tener en cuenta es la eficiencia energética de estos. Si te los puedes permitir, los mejores son los A+++. y a partir de ahí cada “+” menos es un poco menos de eficiencia. ¡Escoge tan bien como puedas porque a la larga esto te supondrá un gran ahorro!
  • ¿Lavar a mano o en el lavavajillas? ¡Depende! En caso de los platos de uso diario, lo mejor para ahorrar en agua es meterlos al lavavajillas. Pero no cojas la costumbre de meterlo todo, sino las pequeñas cosas. Utensilios como ollas, sartenes o accesorios de cocina es recomendable lavarlos a mano, porque si no usarás más veces el lavavajillas con tal de tener esto limpio. 

Consejos para el día a día

En el mundo del hogar ¡hay tantas variables! Para acabar, te damos consejos para diferentes temas igual de importantes a tener en cuenta para ahorrar en la vivienda: 

  • Escoge la compañía telefónica que mejor se adapte a tus necesidades. Lo sabemos, se hace un poco pesado el tema de las compañías de telefonía, pero esto no puede ser una excusa para malgastar. No es ningún secreto que todas las compañías se pelean por ti cuando te toca escoger con cuál quedarte; ¡aprovéchalo! Tómate tu tiempo para comparar ofertas y quédate con la que te ofrezca una mejor relación calidad-precio. ¡Y cuidado con la letra pequeña!
  • Haz una plantilla de gastos mensuales del hogar. Esta práctica te ayudará a verlo todo con perspectiva a final de mes además de poder llevar mejor organizada diariamente la economía del hogar. Asegúrate de destinar la cantidad adecuada a cada necesidad. 
  • Acostúmbrate a ir a hacer la compra con una lista. Además de ahorrar tiempo yendo a por lo que necesitas directamente, también ahorrarás dinero a la hora de hacer la lista y evitarás las compras por impulso. Ten en cuenta lo que son necesidades reales y lo que son caprichos que además, en exceso, pueden ser perjudiciales para tu salud, como por ejemplo los dulces, las patatas fritas o los refrescos.
  • Usa el transporte público. Si tienes la posibilidad de ir al trabajo en metro, por ejemplo, esto te supondrá un ahorro a largo plazo. Será una práctica que te traerá muchos beneficios: nada de tráfico, menos estrés y sin preocupaciones.
  • Cocina con cabeza. Por ejemplo, si tienes que usar el horno, una manera de ahorrar luz es aprovechar que ya lo tienes encendido y caliente para hacer varios platos a la vez. Si esto también te sirve para tener diferentes platos para la semana o, mejor aún, para incluso llevarte en un tupper al trabajo, ¡serás mucho más eficiente y ahorrarás más!
  • Recicla y reutiliza. Las pilas, las baterías o las bolsas de la compra son sólo algunos de los objetos que más podemos volver y volver a aprovechar. En el caso de las pilas, ¿y si usamos pilas recargables? En el caso de las bolsas, ¡hazte con bolsas de tela! Y así, poco a poco, se reduce el malgasto.

El éxito está en la continuidad

Ahora que ya tienes algunas ideas de cómo ahorrar dinero en casa, comienza por aplicar a tu día a día aquellas en las que te sientas más cómodo. Al final, tienes que estar a gusto con lo que haces porque de esto depende que sigas con ello o que lo dejes. ¡Servirá de poco si te aplicas todas los consejos durante un mes y al siguiente ya no aplicas ninguno! 

Usa como motivación los objetivos que tienes para ese dinero que quieres ahorrar, como comprar un piso o un coche. Además, para financiar tus sueños cuenta con nosotros. ¡Desde aFinance te aconsejaremos de la mejor manera! Y como dice el dicho, ten en mente que “despacio se llega más lejos”.

  • Barcelona

    93 293 19 07

    Paseo de Gracia 85, 8ª planta

  • Madrid

    91 800 54 66

    Serrano 60, 4ª planta

  • Sant Cugat del Vallès

    93 293 19 07

    Plaza Ausiàs March 1, 4ª planta

  • Valencia

    96 128 59 68

    Calle Mossen Femades 3, bajo dcha. Ed. Lauria

  • Palma de Mallorca

    97 100 32 03

    Calle Unió 9

  • Alicante

    96 564 11 13

  • Málaga

    95 156 38 58

  • Sevilla

    95 525 24 41