Maneras de obtener financiación

Disponemos de varias alternativas para poder conseguir liquidez:

  • El préstamo bancario: es una operación financiera en la que una entidad bancaria entrega como prestamista una determinada cantidad de dinero a otra entidad o persona, que pasa a ser el prestatario. El beneficiario debe devolver la cantidad acordada más los intereses generados en un plazo determinado, y se realiza de manera fraccionada, mediante cuotas prefijadas y de carácter regular.
  • Créditos Hipotecarios: el cliente dispone de una cantidad de dinero comprometiéndose a devolverlo normalmente mediante cuotas periódicas. Se realiza a medio o largo plazo, y se suele respaldar con la garantía de una vivienda, en unas condiciones pactadas con el banco.
  • Préstamos personales online, también llamados “créditos rápidos” se consiguen a través de empresas virtuales especializadas en la concesión de financiación y que no están vinculados a la banca, son las llamadas compañías de financiación alternativa, con ellas es posible conseguir liquidez en pocas horas; al conceder cantidades pequeñas y con plazos de devolución cortos, el riesgo que corren es inferior y solicitan menos requisitos para contratarlos.
  • En cuanto a financiación para nuevos proyectos empresariales, está en auge el Crowdfunding, es un tipo de financiación colectiva, normalmente online, que consiste en que un grupo de gente financia iniciativas de otras personas u organizaciones. Los inversores dependiendo del demandante, reciben a cambio la opción de ser accionistas, un artículo tangible o un servicio, o bien recuperar lo invertido transcurrido un tiempo más los intereses.
  • Otra forma de obtener financiación una empresa, es a través de la subvención pública, estas son limitadas tanto en cuantía, como en el uso que se les puede dar. Deben considerarse más como un incentivo que como financiación. Su principal ventaja es que no tienen obligación de reembolso, pero uno de los mayores inconvenientes es que suelen ser muy lentas las concesiones.