Aprobación

Una vez recibido el encargo, junto con la documentación solicitada, el cliente recibirá una respuesta del analista indicando la viabilidad de la operación, las condiciones y la documentación necesaria para continuar la tramitación.

La aprobación quiere decir que, con los datos y documentación aportada, el préstamo es viable, supeditado a un valor mínimo del inmueble a hipotecar.

Al cliente se le presentarán al menos tres ofertas vinculantes de entidades de crédito u otras empresas sobre cuyas condiciones jurídicas y económicas se le asesorará.

Una vez aceptada la más interesante para su situación, el cliente dispone de catorce días naturales para poder desistir sin alegación de causa y sin penalización alguna.